Escribir como parirse a una misa

Los hábitos nos describen. Desde el fondo de mi experiencia he querido evitar escribir y seguir en paz. Me es imposible. Cediendo al ímpetu que mi destino maraca, escribo. Me propongo el ejercicio de manifestar la energía de las palabras por un mes. Todos los días media hora. Llueva o truene. Con papel, teclado oSigue leyendo “Escribir como parirse a una misa”

Diosas y Divinas del Antiguo Perú – Maritza Villavicencio

La interpretación occidental de las dinámicas de las sociedades del antiguo Perú, a ojos de los cronistas (españoles o mestizos) sesgaba. Describiendo, resumía: una sociedad politeísta pasó mucho del “dios padre” al “sol inca”, lo femenino en la pachamama y, las diosas a dinámicas de acompañantes sin protagonismo o de sirvientas y concubinas. Pero, comoSigue leyendo “Diosas y Divinas del Antiguo Perú – Maritza Villavicencio”

Empezar desde el final

Ya lograste lo que habías deseado ¿qué sientes? ¿qué tuviste que hacer para estar ahí?   La mente suele ir por el mismo y conocido camino neuronal, como siguiendo un mapa. Si piensas desde el final, abres nuevos canales. Es emocional e incómodo. Se trata de enamorar a tu propia mente, una y otra vez.Sigue leyendo “Empezar desde el final”

“Un amor conocerte, placer de mi vida”

Un miércoles del año pasado caminaba por la Residencial San Felipe, cuando escuchando música llegué al evento de la plaza central: era un tonazo con adultos mayores bailando; sonaban boleros (“sabor a mí”), valses (con Los embajadores criollos, recordándonos que “tan solo se odia lo querido”), reggaetón (la gasolina del Daddy Yankee), merengue (La OlgaSigue leyendo ““Un amor conocerte, placer de mi vida””

Por algo nos hemos encontrado

“Por algo nos hemos encontrado” El otro día tomé un taxi para ir de Miraflores a San Borja. Tenía que entregar un documento urgentemente, me esperaban para recibirlo. Paré un taxi, me cobraría 7 soles, miré la placa, la cara del chofer (era suficientemente tío), identificaciones, etc; demoraría máximo unos 10 min. La cuestión paraSigue leyendo “Por algo nos hemos encontrado”

¿Estos son tus hijos?

El otro día escuché a una mamá (que tendría mi edad) hablar con su hijito de tres años en Awajún. Yo no entendía nada, eran como ardillas o pajaritos conversando. Mientras la madre hablaba le acariciaba la mejilla y le abrigaba; el niño la miraba y respondía un poco fastidiado. Recordé este poema: :::Vietnam:::: Mujer,Sigue leyendo “¿Estos son tus hijos?”

De las primeras veces viajando sola

Me distraigo de renovar mi reserva de habitación, la toman otros. Me queda cambiar de hotel o acampar. Obvio: acampo. De pronto son ocho metros y llegan los lenguatazos del mar. Hay luna e increíble luz, se ven todas las estrellas. (¿En serio me va a arrullar toda la noche el sonido del mar?) MiSigue leyendo “De las primeras veces viajando sola”

“Trofología”: alimentación regenérativa cruda

En mi viaje conocí personas y teorías maravillosas, una de las más importantes y que no puedo esperar en compartir es la existencia de la “Trofología” que viene a ser la ciencia de restablecer la salud aplicando el tratamiento hipocrático basado en alimentación regenerativa cruda. Sé que estamos bombardeados de estas teorías (felizmente), cada vezSigue leyendo ““Trofología”: alimentación regenérativa cruda”