Escribir como parirse a una misa

Los hábitos nos describen. Desde el fondo de mi experiencia he querido evitar escribir y seguir en paz. Me es imposible. Cediendo al ímpetu que mi destino maraca, escribo.

Me propongo el ejercicio de manifestar la energía de las palabras por un mes. Todos los días media hora. Llueva o truene. Con papel, teclado o arena. Será le fuerza del destino, la carcajada ante mi experiencia humana, el camino de una paira o la historia que mejor me callaría y que no puedo evitar contar, en personaje.

Para mí es sanar y compartirlo. Lo que puedo rescatar es que este manifiesto en la matrix es símbolo de que existo.

Hablando de existir y de fluir con el río de mi imaginación, dejo un vídeo que también me describe: we exist de Arcade Fire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s