La bicicleta

Me deslizo junto a ella mientras siento su fuerza entre mis piernas.

La muerte está ahí moviéndose conmigo,

sin frenos, sin manos o a potencia pura.

Una cicatriz en mi codo representa los episodios épicos.

 

Siento que me deslizo

recuerdo a ET elevándose a la  luna.

Vuelvo a tener once años y a salir de silencio.

 

Los detalles de las pistas,

doblar una esquina,

dejar atrás

viento en la cara.

 

Solo se puede manejar bicicleta hacía adelante:

un nuevo momento,

la lágrima se vuelve aire.

y yo me vuelvo bicicleta y me deslizo.

 

©Auria Paz Aguilar

2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s